domingo, 12 de febrero de 2017

Recomiendo Efusivamente - Pulpería: O Xugo


O Xugo
Av. Doctor García Portela, 15-17
tel: 982 80 13 94

Horario: Según la página web es de 7:30-00:00 pero supongo que entre horas de comida solo esta abierta la zona de bar.

Precio:
 €€ Alrededor de €10-15 por cabeza (sin postres)

Visitado el 24 de junio de 2016

O Xugo es una de as pulperías más conocidas de Lugo, yo creo que cada lucense ha ido por lo menos una vez a comer y celebrar algún tipo de reunión familiar o de trabajo. A diferencia de otras pulperías es una de las pocas que tienen un estilo moderno y platos autétnticos. Siempre que viene gente de afuera a visitar Lugo, les llevo ahí para probar un poco de culinaria gallega.

En esta ocasión fue precisamente para eso. Una amigo de fuera de España vino a Lugo, y por supuesto teníamos que hacer que probara el pulpo á feira y chipirones entre otras cosas.


Como ya dije antes, O Xugo es una pulpería moderna, con tonos de madera clara en un espacio amplio. Sin embargo, la distribución de las mesas siempre me pareció un poco rara, ya que están todas a un lado y bastante pegadas a las de otros comensales. También tienen una sala grande separada del comedor para fiestas con mayor número de comensales.

Veis a lo que me refiero no?
O Xugo es famoso por el pulpo y la parrillada, pero como mi amigo ya había tomado churrasco en otra parte, decidimos pedir solo cosas marinas. Una ración de pulpo á feira (€10) con cachelos (€1 la ración), unos chipirones a la plancha (€7), gambas al ajillo (€8) y champiñones a la plancha (€4,50)

A mi me gusta echarle bastante pimentón
Cacho cachelos
La estrella de la mesa
Cuidado que quema
Me acabo de babar viendo de nuevo esta foto
A mi opinión, todo estaba buenísimo. El pulpo estaba en su punto ‘al dente’ como me gusta decir a mi. Los champiñones tuvieron mucho éxito en la mesa también, pero mi plato favorito con mucha diferencia son los chipirones a la plancha,  las partes doradas están crujientes y el chipirón están súper tiernos, el ajillo les da un toque increíble y si por mi fuera, habría pedido dos raciones para mi solo, porque están buenísimos.

Al salir, la camarera se debió de olvidar de quitarnos el pan en la cuenta, ya que no lo tomamos, pero nos lo arregló en un momento y todo bien.

Quedamos todos muy satisfechos, y mi amigo no para de decirme que quiere volver a comer aquí, que para el año que viene repite. Jajaja, normal, porque estar está todo de cine.

Fotos de la carta:








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada